Cómo se mide la sostenibilidad

Facebook
LinkedIn
Twitter
WhatsApp

Cómo se mide la sostenibilidad

¿Qué define a una marca como sostenible? ¿Es una preocupación real o solo una campaña de marketing? La sostenibilidad cala cada vez más hondo en las empresas y a pesar de los esfuerzos que hacen por comunicar sus valores, es difícil saber cuál es la verdad. Existen indicadores que pueden ayudarnos a entender la dimensión social y ecológica de una empresa, pero servirán de poco si no ponemos la transparencia como guía y protagonista.

Quiero empezar diciendo que la sostenibilidad no es una carrera ni una competición. No existe el premio a la empresa más sostenible ni creo que debiera existir. Ni siquiera como personas individuales tiene sentido: no eres mejor por tener unos hábitos más sostenibles. Si eres de los que tienen el gen de la competitividad, espero que al menos puedas verlo como una carrera de relevos, en la que es necesaria la colaboración para hacer llegar el testigo.

El avance en materia de sostenibilidad requiere trabajo en grupo, y cada uno puede abordarla de diferentes maneras, aportando y poniendo en común lo que pueda ofrecer a la comunidad.

Para saber cómo se mide la sostenibilidad, es oportuno recordar que en 1998, John Elkington publicó Cannibals with Forks: The Triple Bottom Line of 21st Century Business, un libro en el que aparecía por primera vez el término Triple Bottom Line (en español, la triple cuenta de resultados). En pocas palabras, este concepto proponía prestar atención al eje social y ambiental de una empresa, atravesando la frontera económica. Sin embargo, no cuajó como un elemento más a tener en cuenta en el desarrollo diario de los negocios. 

Han pasado más de 20 años desde su aparición en los que a pocas empresas les preocupaba algo más que sus ingresos.

cómo se mide la sostenibilidad

Siendo un concepto tan lógico, ¿Por qué perdió fuerza? Por dos motivos principales: hay que tener en cuenta que a principios de los 2000 la preocupación por el medioambiente era menor y pocas empresas estaban dispuestas a «perder tiempo» por ello. El segundo motivo del relativo éxito de la triple cuenta de resultados es la dificultad de medición.

Resulta sencillo medir el desarrollo de una empresa en términos económicos, pero muy difícil en materia social o ambiental.

¿Cómo se mide la mide la sostenibilidad de una empresa? Existen planes de medición como el que propone la Economía del Bien Común. En cualquier caso, es difícil de medir y cuantificar porque muchos de los valores implicados son intangibles o abarcan varios niveles de la producción. 

La respuesta corta es que se puede medir de muchas y distintas formas; la respuesta larga es mediante indicadores concretos y mucha transparencia:

Sostenibilidad social

El ámbito social de una empresa distingue tres partes:

Los empleados: la empresa debe garantizar unas condiciones laborales dignas así como la posibilidad de postular a una oferta independientemente de la procedencia o la clase social.

Los proveedores: la empresa debe preocuparse por establecer relaciones de forma ética con toda la cadena de suministro y producción de sus productos o servicios.

La sociedad: es tarea de la empresa velar por la integración de su actividad en la sociedad sin perjudicar el entorno. Fortaleciendo y aportando valor a la comunidad.

Algunos indicadores utilizados en el ámbito social:

  • Programas de apoyo a la comunidad.
  • Impacto social de las intervenciones (SROI).
  • Generación de empleo.
  • Reparto de beneficios.
  • Iniciativas de apoyo a las familias de los empleados.
  • Grado de satisfacción de los contratados.
  • Diversidad de contratación.
  • Donaciones a causas sociales.
  • Número de beneficios sociales para empleados.
  • Frecuencia del uso de los beneficios sociales.

Sostenibilidad ambiental

Este concepto se refiere a la relación de la empresa con el medioambiente. El objetivo es reducir al máximo el impacto de la empresa y todos los elementos que intervienen en alguna parte del proceso, garantizando la posibilidad de usar los recursos a largo plazo sin interferir en el equilibrio natural de los ecosistemas. 

Estos son algunos de los indicadores más utilizados en el plano ambiental:

  • Huella de carbono.
  • Huella energética.
  • Huella hídrica.
  • Duración del ciclo de vida del producto.
  • Porcentaje de materia prima reciclable o biodegradable.
  • Transporte (medido en CO₂).
  • Producción local o externalizada.
  • Vulnerabilidad a desastres naturales ambientalmente relacionados.
  • Donaciones a causas ambientales.
  • Uso de la tecnología.
  • Gestión y tratamiento de los residuos generados.

Otra forma muy extendida de medición de la sostenibilidad son los sellos o certificados, aunque presentan varios problemáticas que veremos en detalle en otro artículo. En materia de sostenibilidad, por el momento existe una fuerte dificultad de medición. No podemos esperar que se logre la perfección porque sencillamente no existe, no se puede ser 100% sostenible. Toda forma de consumo tiene algún impacto, por pequeño que sea.

Para una visión más publicitaria del asunto te recomiendo leer Sobre el copywriting y la transparenciaLa tarea más importante de la sostenibilidad empresarial es conseguir un equilibrio entre los tres ejes principales: el económico, el social y el ambiental. La transparencia tiene un papel protagonista en la actualidad y debemos luchar -como consumidores y como empresas- para que se haga costumbre.

Si conoces o utilizas otros indicadores para medir la sostenibilidad te animo a dejar un comentario y ayudarme a extender la lista.

COMPARTE:
Facebook
LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Sergio Galeano
Sergio Galeano

Redactor y Copywriter. Ayudo a transmitir los valores de marcas sostenibles y responsables con el medio ambiente. Este blog es una llamada a la reflexión y, en ocasiones, una invitación al cambio.

SÚMATE A LA LISTA

Recibe contenido exclusivo a cambio de tu correo electrónico.

Invalid email address

2 thoughts on “Cómo se mide la sostenibilidad

  1. Hola Sergio!

    Antes de nada, gracias por el esfuerzo de intentar hablar de la sostenibilidad de la forma más crítica, transparente y honesta posible.

    Recogiendo el guante de tu última frase, para cualquier certificación de sostenibilidad relacionada con la arquitectura o construcción (LEED, BREEAM, VERDE, WELL, Passivhaus, LEVELS, ACV… o de materiales, como madera FSC o Declaraciones Ambientales de Producto DAP) no dudes en contactar conmigo!

    Sigue así.
    Un Abrazo.

    1. Hola Adrián,

      ¡Gracias por tus palabras!

      Como decía en el post, el tema de los sellos y certificados es complejo de abordar. Me guardo tus ejemplos para cuando publique sobre el tema. ; )

      Abrazos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *